920350000 Plaza del Mercado Chico,1

Mercado grande. Crónica 17 Toros, juegos de caña y torneos

 

17. Crónica 17 El correr los toros ha sido tradicionalmente uno de los divertimentos más típicos entre los actos festivos medievales, lo que se hacía en los cosos del Mercado Chico, del Mercado Grande y de San Vicente.


Para ello, cuenta el concejo con el “corral de la corraliza en que se encierran los toros cuando se corren en la plaza del Mercado Grande”, colindante con la plaza, casas y la barbacana, donde se construyen talanqueras, y así Françisco de Henao, rregidor, dixo que, por quanto los toros que se corren el día de Santa María de Agosto se corren siempre en Mercado Grande e así es uso e costumbre.

Son numerosos los documentos medievales que recogen la celebración de festejos taurinos en la plaza del Mercado Grande, como el que relata los actos programados con motivo de la “Traslación de los restos de San Segundo”:

El mismo Lunes doze días de Setiembre (de 1594), por la tarde, huuo en la plaça de mercado grande, que estaua muy bien adereçada con infinidad de gente, por las ventanas y tablaos, en mucho número de personas y adereços, vna fiesta de ocho toros, y vn juego de cañas de caualleros de Áuila, a la vsança della. Los toros fueron ocho, y los mas dellos de los que el vulgo llama no buenos, por no ser muy brauos” … “El Iueues huo otra fiesta en la plaça de mercado grande, de toros y cañas: corrieron siete toros, y fueron mejores que los passados.

También hubo toros en el Mercado Grande para festejar las nupcias del príncipe don Juan y la princesa Margarita de Austria en enero de 1497. Esta costumbre inmemorial, que ya se celebraba en Ávila en 1372, sirvió también como festejo por la visita del emperador Carlos V en 1534, y así se recoge también en un contrato suscrito para proporcionar los toros en 1543.

Los torneos y juegos de cañas eran otras de las diversiones que tenían lugar en el Mercado Grande, tal y como escribió Cianca: El lunes 12 de septiembre de 1594, se celebró el juego de las cañas, con sus entradas, primera, con lanças y pendones, a parejas, y vltima, con adargas y varas, en caracol y al tropel, cada puesto de doce caualleros por su parte, y el juego de rodeo, fue todo bueno y bien ordenado, sin interuenir en él desgracia, ni descompostura alguna. Y el jueves 15 de septiembre de 1594 jugaron las cañas, con capas y gorras negras ordinarias, con plumas de diferentes colores, y vandas de diferentes tafetanes en braços y adargas.

El coso de San Pedro o Mercado Grande fue coso taurino en el que se corrían los toros hasta 1785, aproximadamente, siendo uno de los lugares donde los abulenses demostraron su gran afición a este entretenimiento festivo, el cual nunca faltaba en cualquier acontecimiento relevante que se celebraba en la ciudad. Continuaron corriéndose los toros en el Mercado Chico y en San Vicente, hasta que en 1867 se inauguró la plaza de toros del Paseo de San Roque.

Jesús Mª Sanchidrán Gallego

(Foto: Cucañas en la Plaza del Mercado Grande, Mayoral Encinar, 1946).

Visto 966 veces
feder logo
europa imp_logo
europa imp_logo
europa imp_logo
jcyl logo