Campaña de control sobre el buen uso de las plazas de estacionamiento reservado para personas con movilidad reducida

Campaña plazas rerservadas pmr



El Ayuntamiento de Ávila pone en marcha una campaña específica sobre el buen uso de la tarjeta y las plazas de estacionamiento reservado para personas con movilidad reducida.

La Policía Local revisará la utilización de estos espacios, sumándose esta iniciativa a los carteles de sensibilización instalados en las marquesinas de las paradas de autobús

La campaña tiene dos ejes de funcionamiento. Por una parte la Policía Local efectuará un control sobre el buen uso de estas plazas de aparcamiento reservado, para evitar excesos, tanto de vehículos no autorizados para usarlas como de la correcta utilización de la tarjeta que permite el estacionamiento en estos lugares. El control de la documentación de los vehículos se llevará a cabo mediante los servicios informáticos municipales con el fin de corregir las infracciones que puedan cometerse.

Esta actuación de la Policía Local se suma a la campaña de concienciación mediante la instalación de carteles en marquesinas de las paradas de autobús que se está llevando a cabo en estos días. El cartel ha sido realizado por la Unidad de Diseño Institucional del Ayuntamiento. realizado la unidad de Diseño Institucional del Ayuntamiento de Ávila.

Buscando garantizar la igualdad de oportunidades para todas las personas, desde el Ayuntamiento de Ávila no sólo se crean plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida, sino que también se busca que se haga un buen uso de las mismas, así como de las tarjetas de estacionamiento para estas personas.

NORMATIVA.- La normativa de Accesibilidad y Supresión de Barreras de Castilla y León establece medidas de acción positiva para facilitar el estacionamiento y la movilidad de las personas que circulan por el municipio. Se concede la tarjeta de estacionamiento a aquellas personas que tienen movilidad reducida de 7 puntos o más. Esta tarjeta se convierte en un documento personal e intransferible desde el momento en que se expide, concediendo unos derechos a su titular, pero también le exige el cumplimiento de unas normas para fomentar el buen uso de la misma.

Alguna de las obligaciones para el titular es que siempre se debe hacer uso de la tarjeta original (no se puede fotocopiar, escanear, etc.) y sólo y únicamente debe utilizarse cuando el titular viaje en el vehículo, colocándola de manera visible en el salpicadero. La tarjeta deberá renovarse cuando caduque o en caso de deterioro, haciendo entrega de la antigua. En el caso de pérdida, robo o sustracción se deberá solicitar una nueva adjuntando a la documentación la denuncia formulada a tal efecto. Del mismo modo se deberá comunicar cualquier cambio que se produzca en la situación personal del titular.

Pero estas plazas no cumplen el fin para el que se crean si no son respetadas por todos los conductores. El estacionamiento indebido se traduce en un gran perjuicio para aquellas personas que, por su movilidad reducida, necesitan hacer uso de estas plazas.

Es necesario que todos entendamos que una plaza reservada no es ni un privilegio ni un premio para una persona con movilidad reducida. Sencillamente es una medida de acción positiva que busca facilitar la vida a alguien que, de por sí, ya la tiene suficientemente complicada. Desde el respeto, somos la sociedad en su conjunto quienes podemos facilitar que las personas con discapacidad hagan uso de sus derechos en condiciones de igualdad. También es necesario que los usuarios que tienen movilidad reducida y disponen de tarjeta de estacionamiento, sean estrictos en el cumplimiento de la normativa y hagan un uso correcto de las mismas.
Visto 132 veces
feder logo
europa imp_logo
europa imp_logo
europa imp_logo
jcyl logo