920350000 Plaza del Mercado Chico,1

Mercado grande. Crónica 26. Pan barato y trabajo para los obreros de Ávila

 

26. Crónica 26 El Mercado Grande también fue el escenario donde los más desfavorecidos se manifiestan a favor de sus justas reivindicaciones. Buen ejemplo de ello fue la manifestación de novecientos jornaleros el 9 de mayo de 1890 bajo el lema “Paz y trabajo”, que partiendo del Jardín del Recreo se dirigieron al Gobierno Civil y el Ayuntamiento para reclamar y plantear sus derechos y necesidades.

Como la problemática laboral subsistía, una nueva manifestación se celebró el 2 de marzo de 1898 con el lema “Pan barato y trabajo para los obreros de Ávila”. La manifestación salió de la plaza de Santa Ana y discurrió hasta el Gobierno Civil y el Ayuntamiento, recorriendo calles y plazas y pasando por el Grande. Triste imagen del Mercado Grande la de estos tiempos de miseria y pobreza. El viernes siguiente, día 4 de marzo de 1898, era día de mercado, y se temían nuevos disturbios, los cuales fueron evitados por la Guardia Civil, a cuyos efectivos se sumaron cien números más llegados de Madrid.

Para paliar la situación, el Ayuntamiento empleó a trescientos obreros y se distribuyeron alimentos, y también se abrió una lista de suscripción entre los mayores contribuyentes “para aliviar a la clase obrera”, lista en la que figuraba también el arquitecto Repullés, autor de las posteriores reformas de la Puerta del Alcázar y la torre del Homenaje que presidían el Mercado Grande.

A estas manifestaciones laborales siguieron otras muchas, especialmente cada primero de mayo, donde se reclamaban mejoras sociales y de trabajo, por una parte, importante de los abulenses, quienes ajenos por su estado de necesidad a los espectáculos festivos y religiosos del Mercado Grande, también reivindicaban en la plaza sus derechos.

En el Mercado Grande se dieron vivas a la República de 1931, y después se ondean banderas y se cambia el nombre de la plaza, y Ávila del Rey se hace republicana, lo que no impide a los obreros manifestarse en el Mercado Grande cantando la “Internacional”. Mientras tanto, el paro en Ávila se soluciona así: “Unos parados abulenses van por la noche al Mercado Grande, levantan todos los adoquines del suelo, y al día siguiente el Ayuntamiento les contrata para volverlos a colocar en su sitio.

El alzamiento de 1936 también trajo vivas nacionales, y como en la República se quemaron banderas en el Mercado Grande, hubo cambio de nombre de la plaza que recuperó el de Santa Teresa, y manifestaciones que vitoreaban la toma de nuevas ciudades para la causa antirrepublicana.

Especialmente virulenta fue la manifestación del 31 de agosto de 1936 en repulsa por el bombardeo sufrido por la ciudad, ese día “en el Mercado Grande se formó una manifestación en al que tomaron parte más de ocho mil personas”. La comitiva, entre vivas a España y al ejercito desfiló hasta la Comandancia militar, haciendo ver al comandante “la indignación que había producido en Ávila el bombardeo de esta mañana y le reiteró una vez más la adhesión al Ejército y a la causa del Movimiento Nacional”.

Jesús Mª Sanchidrián Gallego

(Foto: Plaza del Mercado Grande. Manifestación 1º de mayo, Mayoral Encinar, 1936)

Visto 933 veces
feder logo
europa imp_logo
europa imp_logo
europa imp_logo
jcyl logo