Ávila ajardinada en blanco y negro. Crónica 40. Plaza del Mercado Grande (3)

Ávila ajardinada 40La plaza del Mercado Grande siempre ha sido una gran superficie llana de tierra o empedrada, tal y como la fotografiaron Clifford y Laurent, aunque antes en 1853 desde el periódico El Porvenir Avilés se promovió la plantación de cuatro filas de acacias desde el edificio de La Alhóndiga hasta la iglesia de San Pedro, para ser utilizada como paseo y mercado semanal. La idea de ajardinar la plaza se produjo 1869, cuando se terminó de ejecutar la “formación de una plaza de recreo con su arbolado y asientos”, según proyecto de Ángel Cossín”, y finalmente “se embelleció con un lindo y cómodo paseo”.

El arbolado de la plaza servía para dar sombra a los puestos que se instalaban los días de mercado, y cuando en 1898 el Ayuntamiento decidió reformar la glorieta de la plaza y cortar algunos árboles, fue clamorosa la oposición del vecindario y de la prensa local, manteniéndose entonces tan sólo dos hileras de acacias, como reseña Romanillos en 1900. Y es que, desde antiguo, los árboles del Grande, tanto de la plaza como del atrio de San Pedro, han sido testigos mudos de sus distintas transformaciones, permaneciendo y desapareciendo como iconos de su evolución arquitectónica y paisajística, tal y como se observa en el álbum de su historia.

Jesús Mª Sanchidrián Gallego

(Foto: Plaza del Alcázar o del Mercado Grande. Tarjeta postal, hacia 1930)

Visto 663 veces
feder logo
europa imp_logo
europa imp_logo
europa imp_logo
jcyl logo