920350000 Plaza del Mercado Chico,1

Mercado grande. Crónica 9 El sitio de mejor aspecto moderno

9. Crónica 9 En el año 1900 la ciudad cuenta con 11.885 habitantes, y con el nuevo siglo la plaza del Alcázar o del Mercado Grande se presenta como símbolo de la modernidad urbana de la ciudad.


En este año, Fabriciano Romanillos y Fernando Cid publican la guía “Monumentos de Ávila”, donde encontramos la siguiente descripción:

“Es la plaza del Alcázar (vulgarmente, y como ya hemos dicho, Mercado Grande) el sitio de Ávila de mejor aspecto moderno, debido a su buen caserío de reciente construcción. En el centro está el paseo que ya conocemos, con el elegante monumento a la Santa y a las grandezas de Ávila: a uno de los extremos, el suntuoso templo del San Pedro y frente a él, la soberbia puerta de la muralla, llamada del Alcázar, cuyo total aspecto es lástima que no dejen contemplarlo las edificaciones a él adosadas. Al otro de los lados de la plaza están el convento de la Concepción, vulgarmente la Magdalena, y el principio del paseo del Rastro, y en el frente opuesto la entrada de la calle de San Segundo y los soportales, elegante y espaciosa arquería a cuya conclusión, en el recodo que forman, solucionada por otros soportales más bajos que, aunque modernos también, afean el conjunto, está el edificio que ocupa el Casino Abulense, en este mismo año reedificado sobre las ruinas a que le redujo el terrible incendio del año 1897. La planta baja del Casino la ocupa el elegante Café de la Amistad, con hermoso salón de modernista decorado. Muy próximo a éste, en el otro lado del ángulo, está el bonito Café Suizo”.

El Grande era entonces, y todavía lo es, la plaza más importante de la ciudad, lugar de encuentro, de mercado, de paseo y auténtico mentidero de la villa.

La imagen del Mercado Grande que se ve proyectada en las Murallas, resultó modificada por las obras que emprendió el arquitecto Repullés y Vargas con intervención del contratista Antonino Prieto en 1907 y 1911, las cuales tuvieron por objeto la reconstrucción ideal e inapropiada del almenado del arco del Alcázar y el torreón del Homenaje, y cuyo discutible resultado es el que hoy conocemos. Los últimos restos del Alcázar desaparecieron cuando en su solar se construyó el nuevo edificio del Banco de España proyectado en 1928 por José Yarnoz y Juan Zabala, cuya cornisa terminó asomándose por la muralla mirando al Mercado Grande con atrevimiento y descaro.

En el afán por modernizar la plaza de del Mercado Grande, el consistorio encargó en 1920 al arquitecto municipal Emilio González el proyecto de templete para conciertos musicales que entretuvieran a la colonia veraniega, sustituyéndose así el viejo entarimado de madera levantado para el mismo fin en 1910. Poco después, en 1923, el Ayuntamiento decide cambiar el antiguo nombre de la plaza llamada hasta entonces del Alcázar, por el de Santa Teresa, colocando una placa con tal motivo sobre el arco del Café “Pepillo”.

Jesús Mª Sanchidrián Gallego

(Foto: Plaza del Mercado Grande. Tarjeta postal, 1930)

Visto 915 veces
feder logo
europa imp_logo
europa imp_logo
europa imp_logo
jcyl logo